El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, defendió ante los asistentes que 2008 fue un buen año por la consolidación del metro los sábados por la noche, el bicing, el Trambesòs y el descenso de la siniestralidad. Ayer mismo se anunció la creación de 14,5 kilómetros de carril bus-taxi. El más destacable es el que unirá la plaza de Espanya y la de los Països Catalans en las dos direcciones. “El modelo avanza”, dijo Hereu, satisfecho con las aportaciones del debate sobre la reforma de la Diagonal.

Varios de los portavoces de entidades en favor del peatón reclamaron la mejora de las aceras, tanto desde el punto de vista del pavimento como de la conquista del espacio expulsando a motos y bicis. “No es una cuestión de filosofía: tenemos presupuestados 140 millones para renovarlas en este mandato”, aseguró Francesc Narváez, concejal de Movilidad, que explicó que se ha reducido la siniestralidad el 12%. Sin embargo, ha aumentado entre las bicis y motos. La mayoría de las víctimas mortales en 2008 fueron motoristas. El portavoz de los motoristas pidió que sean tenidos en cuenta con medidas protectoras en la reforma de la Diagonal. “Merecemos ser protegidos”, precisó.

Ver artículo original

]]>