El consistorio señala que la accidentalidad en la ciudad se estabilizó en 2007. En total, se registraron 11.041 siniestros de tráfico, en los que murieron 43 personas, 5 menos que en 2006. También bajó el número de heridos -particularmente los graves- en un 9,8%.

Además de las bicicletas, también aumentó de forma considerable el número de accidentes de motos (un 8,05% más que en 2006), aunque es una subida menor a la de años anteriores.

Según el informe del Ayuntamiento, los vehículos motorizados de dos ruedas siguen siendo los de mayor siniestralidad, especialmente las motos que se pueden conducir con el permiso B y tres años de antigüedad. Éstos últimos han aumento un 25%. No obstante, se ha de tener en cuenta que sigue creciendo el número de matriculaciones en Barcelona (1.829 más que en 2006), lo que tiene relación directa con el número de sinietros.

Los accidentes de turismo se han mantenido prácticamente igual que el año pasado (un 0,64% más).

Concentración de accidentes

Por otro lado, las actuaciones de la Guardia Urbana en 62 zonas de concentración de accidentes consiguieron reducir la accidentalidad en un 16% en dichos puntos, en los que se suelen registrar al menos 10 siniestros al año.

> Veure article original

]]>