Aunque no sean robadas, muchas otras bicicletas desaparecen relativamente rápido de la circulación. El uso del Bicing es tan intensivo, y con ello el desgaste, que muchas no han tenido una vida útil de más de un año. Además, se está procediendo estos meses a la sustitución de los modelos más antiguos por los más nuevos. De ahí se explica también que la numeración correlativa de las bicis ya ha superado los 8.000 cuando solo hay 4.500 en la calle. Según agentes de la Guardia Urbana, es frecuente encontrar una bicicleta del Bicing abandonada contra un árbol, tirada en el suelo o apoyada en su caballete, lejos de la estación donde debería estar anclada. Son ejemplares que son recuperados, aunque a veces se les ha borrado el número de identificación.

EN OTRA POBLACIÓN

Tampoco es raro encontrar una bicicleta del sistema público de Barcelona circulando en una población del área metropolitana. Para no llamar demasiado la atención, el nuevo propietario le ha quitado algunos elementos llamativos, como los guardabarros de color blanco. Igualmente se conoce la existencia de algunos grupos que se hacen con varias bicicletas para llevarlas a otro país, donde es menos fácil detectar su procedencia. Aun así, las del Bicing resultan ser bicicletas poco aptas para el robo, ya que prácticamente todas sus piezas son únicas, fabricadas específicamente para el sistema de bicicleta pública, y no se pueden encontrar recambios. La pregunta es cómo se producen los robos. A algún usuario despistado se le han quitado cuando aparcaba un momento delante de una tienda. Las del Bicing no tienen, como las bicicletas públicas de Lyón y París, un candado para poder atarlas en otro sitio que no sea la propia parada. El caso más habitual es que la bicicleta no quede bien anclada en su estación, por lo que es fácil llevárselo. La desaparición de una bicicleta es uno de los puntos de conflicto entre los abonados y BSM. Si el usuario no ha devuelto una bicicleta 24 horas después de haberla cogido de una estación, se le cargan 150 euros en la tarjeta de crédito. En la mayoría de los casos, los abonados aseguran haber devuelto la bicicleta correctamente.

> Article original

]]>