Badalona | El Periódico | Opinión | David Lozano | 22/10/2008

Escribo esta carta para quejarme del mal servicio de la compañía Renfe en la estación de Barcelona-Sants cuando se viaja con una bicicleta de montaña. Unos amigos y yo fuimos a la oficina de información para saber cómo debíamos llevar las bicicletas: tenían que ir desmontadas y embaladas en una caja y comprar un billete con litera para el Talgo que da derecho a meter dos bicicletas en un compartimento. Así lo hicimos, pero el interventor miró las cajas y dijo: “Así no podéis viajar en este tren”. Nos indicó que las bicis se tenían que llevar en unas bolsas especiales, lo que nadie nos había dicho antes. Fuimos a reclamar y nos devolvieron el dinero, aunque sin darnos alternativas al viaje que acabábamos de perder. Hablamos con un superior, que sacó la normativa y se quedó sorprendido de la ambigüedad con la que está escrita, pero tampoco nos garantizó que pudiéramos usar un tren de Cercanías.

Espero que esto lo lea algún responsable de Renfe, que le dé vergüenza y sepa que no estamos para aguantar estas incompetencias, sin saber si podemos o no emprender nuestro viaje y perder el tiempo en reclamaciones.

]]>