Barcelona | La Vanguardia | Jose Luís García

Algo que se está repitiendo mucho en las últimas semanas, en cuanto al servicio del Bicing es la reiterada situación de ir a recoger una bicicleta e indicarte la pantalla que no hay ninguna disponible, cuando en la foto se puede comprobar la existencia de unas cuantas, y no de estar averiadas.

Además de este problema, resulta que el porcentaje de bicicletas averiadas y los problemas de anclaje cada vez son mayores. ¿Las soluciones para cuándo? O es que los gestores del servicio no hacen uso de él. La paciencia de los usuarios se va acabando, en lo que debería ser un gran servicio para los usuarios de la ciudad. 

> Veure article original

]]>