En cuanto a lo del seguro para responder a los posibles accidentes que reclamaba el comunicante de una de las cartas, conviene que se sepa que los ciclistas habituales solemos estar federados y la cuota federativa incluye un seguro que responde de los daños a terceros. Respecto a la cuestión de no atender a alguien accidentado, me atrevo a afirmar que desaprensivos los hay en numerosas circunstancias y medios de desplazamiento y movilidad en los distintos espacios de la ciudad (calles, avenidas y plazas), incluso, y dado el caso, entre los peatones.

Ver artículo original

]]>