Barcelona | Jesús Sancho | La Vanguardia | 19/11/2009

La UPF tiene constancia de la situación mientras que los universitarios piden más vigilancia

Al estudiante C.R. se le han quitado las ganas de ir en bicicleta a la Universitat Pompeu Fabra (UPF). En menos de tres semanas le han robado dos bicicletas en el parking exterior para estos vehículos ubicado en el recinto universitario. No es un caso excepcional. No es el único estudiante afectado y más universitarios se han quedado sin su bicicleta tras aparcarla en la zona habilitada en el campus de la Ciutadella.

“Es engañoso porque ponen un sitio para aparcar las bicicletas y luego no se hacen responsables. A mí me robaron mi bicicleta y ahora me planteo no venir más en bici aquí”, comenta Miguel Antonio, que suele ir a estudiar los fines de semana a la biblioteca de la UPF. “Iluso, confié en la imagen de alta seguridad de la universidad, pero en sólo dos horas de estar aparcada la bicicleta y atada correctamente desapareció”, se lamenta el estudiante Àlber F. Bosch, que denunció este robo en una carta publicada en LaVanguardia.

Fuentes de la UPF reconocen que tienen “constancia” de estos robos y aseguran que son “gente externa de la universidad”. Pese a que diferentes cámaras vigilan el perímetro exterior del campus y personal de seguridad hace rondas las 24 horas del día todavía no se ha conseguido atajar los robos. “La magnitud del campus (76.000 metros cuadrados de superficie construida) y el número de personas que diariamente pasan (unos 6.000 miembros de la comunidad universitaria) hacen que no sea posible garantizar una seguridad absoluta y que, ocasionalmente, se puedan producir robos de bicicletas”, explica Ricard Boix, gerente de la UPF.

Presentar denuncia

Algunos estudiantes proponen para frenar estos robos que se aumente la vigilancia en el recinto universitario o vallen completamente el parking donde solo puedan acceder los universitarios. Fuentes de la UPF aseguran que si detecta que se incrementa la sustracción de bicicletas en el campus estudiarán nuevas medidas como “poner más acento en la vigilancia en el sector del parking o aumentar el número de rondas de los vigilantes”. Asimismo, la UPF aconseja a las personas afectadas que denuncien los hechos a la policía.

]]>