El diseñador estadounidense Craig Calfee, con su bicicleta Bamboosero, ha iniciado la producción en Ghana tras haber enrolado a artesanos locales con el objetivo de que éstos abran sus propias tiendas para exportación global. Calfee tiene también sus miras puestas en Uganda y Zambia. El ‘Bamboo Byke Project’ , del ‘Earth Institute’ de la Universidad de Columbia (USA), pretende ser aún más ambicioso, y estudia la fabricación industrial de bicis a gran escala en dos poblaciones de Ghana y Kenia.

Calfee, dueño de la empresa californiana ‘Calfee Designs‘ y uno de los pioneros en el uso de fibra de carbono para los cuadros de la bici, asegura que el bambú puede ser mejor material y que es sólo cuestión de tiempo para que los Giros, Tours y Vueltas se rueden en bambú. Pero su inquietud va más allá. “Empecé a darle vueltas a la bici de bambú en 1997. En un viaje previo por África vi que tenían mucho de esta materia prima, que necesitaban trabajos y que la gente optaba, cuando podía, por usar la bicicleta”, cuenta este estadounidense. Uno de los atractivos, además, que hacen a la bici ideal es precisamente que su material crece en casa, por lo que su huella de carbono es mínima. Su flexibilidad la hace óptima para la absorción de golpes en la carretera.

Seguir leyendo en artículo original

]]>