Barcelona | El País | Tribuna | Jordi Portabella | 24/11/2008

La avenida Diagonal es una vía urbana que define muy bien la manera de organizarnos en la Barcelona de hoy en día. La mezcla de usos funcionales, residenciales, comerciales y profesionales marcan buena parte del patrón urbanístico de la ciudad. Atraviesa cinco distritos, delimita el Eixample de Cerdà y constituye una de las llamadas arterias por donde acceden miles de vehículos a la ciudad. Plantear la reforma de una avenida que recoge la esencia de la Barcelona moderna es, por tanto, asumir un reto de interés general que dibujará la Barcelona del siglo XXI. Una actuación urbanística excepcional que, en síntesis, busca reducir sustancialmente la entrada de vehículos privados por la Diagonal y ganar espacio para los peatones. Todo ello sin renunciar a los carriles bus existentes y a la magnífica cobertura vegetal, ni a la necesaria dignificación del carril bici, además de incluir el tranvía.

Ver artículo completo  

]]>