Barcelona | El País | Blanca Cia | 25/11/2008

La entidades ciclistas critican que el trazado perjudique al peatón

La Gran Via de Barcelona pasará a tener el carril bici más largo de la ciudad -por delante del de Diagonal- con la unión de los dos extremos actuales desde cerca de la plaza de Cerdà hasta Urgell, por el sur, y desde el paseo de Gràcia hasta la Verneda, hacia el norte. En ambos casos son carriles pintados sobre las aceras centrales. De hecho, la unión de los dos extremos estaba prevista en los dos últimos mandatos municipales -más de ocho años-, pero nunca se llegó a ejecutar. Ahora técnicos del área de circulación ponen fecha: enero de 2009. No concreta, sin embargo, el plazo de ejecución. Los trabajos de la conexión de los carriles empezarán después de Reyes.

Todo parece indicar que la salida a la calle de más de 6.000 bicicletas públicas con alrededor de 50.000 trayectos al día ha hecho apretar el acelerador a los políticos y técnicos municipales ante la demanda de más infraestructuras para el bicing y para los más de 40.000 ciclistas con bici particular. En los últimos meses se han abierto dos carriles segregados en Urgell y Vilamarí, y se trabaja para unir la red de Ciutat Vella.

Ver artículo completo

]]>