De momento, lo más inminente es la continuación del carril bici desde Urgell hasta Aribau por encima de las dos aceras aprovechando la reforma de la Gran Via entre esas cuatro manzanas del Eixample. La obra está incluida en el fondo de ayuda local del Gobierno central y empezará en breve. Se renovará la calzada de la avenida y el firme de las aceras, bastante deteriorado en algunos puntos, sobre todo en los laterales. De paso, se alinearán las aceras para evitar secciones desiguales, como ocurre ahora en el cruce de Muntaner. También se reformarán los parterres y se plantará algún árbol más. El presupuesto de las obras de es de 2,8 millones y éstas, como las incluidas en el plan de ayudas locales del Gobierno central, tienen que estar acabadas antes del 31 de diciembre, aunque en esa zona los trabajos finalizarán antes de Navidad, ya que las casetas de la feria se instalan pasada la semana de las fiestas de la Constitución y la Inmaculada.

Ver artículo original

 

]]>